Espero que sepas que las primeras líneas de tu historia son cruciales. Las primeras frases para comenzar tu novela tienen que atrapar al lector, cautivarlo, dejarlo con ganas de seguir leyendo el resto de páginas.

Tanto el inicio como el final merecen que les dediques tiempo porque no importa si estás escribiendo la mejor novela del siglo. Si en los primeros dos o tres párrafos no conectas con el lector, no avanzará. Se acabó la historia.

Piensa en empezar en medio de una escena que sea un conflicto. O con un pensamiento que impacte al lector. Cualquier cosa que lo deje de piedra.

Ejemplos de frases para iniciar una novela

Para que lo entiendas te dejo unos ejemplos de frases de novelas que han pasado a la historia.

Frases para comenzar una novela

Asfixia de Palahniuk

Si vas a leer esto, no te preocupes. Al cabo de un par de páginas ya no querrás estar aquí. Así que olvídalo. Aléjate. Lárgate mientras sigas entero. Sálvate.

¿Conoces otro libro que te invite a dejarlo nada más empezar?

El jardín de cemento de McEwan

Yo no maté a mi padre, pero a veces me he sentido como si hubiera contribuido a ello.

¡Oh! personaje turbulento a la vista…

Orgullo y prejuicio de Jane Austen

Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa.

Un clásico.

La metamorfosis de Kafka

Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto.

¡Una frase para resumir un libro! Este tipo de frases para comenzar una novela ya te deja ver lo que pasará.

Lolita de Nabokov

Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta. Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita.

El guardián entre el centeno de J.D. Salinger

Si de verdad les interesa lo que voy a contarles, lo primero que querrán saber es dónde nací, cómo fue todo ese rollo de mi infancia, qué hacían mis padres antes de tenerme a mí, y demás puñetas estilo David Copperfield, pero no tengo ganas de contarles nada de eso.

¿Conoces más frases para comenzar una novela que te haya impactado?

Sobre el autor

¡Hola! Soy Silvia Lambda. Editora y Mentora de Novela y Creación Literaria.
Puedes encontrarme en Instagram @valienteinspo y unirte a la gran comunidad de escritores valientes que me siguen.